Ir al contenido principal

Cómo elegir el MBA adecuado

Cómo elegir el MBA adecuado

En la London Business School recomiendan mirar dónde cursaron los directivos de la industria de interés

En la Universidad George Mason afirman que el precio no debe ser un impedimento si el programa es el adecuado


 

Un MBA (Master in Business Administration) exige tiempo, esfuerzo y dinero. Es una gran inversión que, como cualquier otra, puede ser muy redituable o acabar por ser ruinosa. Los factores que determinan el resultado son muchos, pero uno de los más importantes influye desde mucho antes del inicio de las clases: la elección de la escuela de negocios y el curso adecuado. El trabajo de analizar con detenimiento las páginas web de cada institución es un paso inevitable, pero los consejos de algunos expertos y alumnos pueden facilitar la travesía en ese mar de información y alternativas casi infinitas.
Una inquietud inicial está relacionada con uno de los recursos más escasos de los profesionales de hoy en día: el tiempo. ¿Cuál es el mejor momento para hacer el MBA? ¿Conviene uno de dedicación exclusiva o parcial?. Ángel Cabrera, presidente de la Universidad George Mason de Virginia (Estados Unidos), explica que, en el caso del modelo tradicional de MBA a tiempo completo, es conveniente esperar como mínimo dos años después de terminar la carrera de grado y utilizar ese periodo para tener una experiencia real en alguna empresa. “De ese modo, el proceso de aprendizaje es más intenso, ya que podemos poner el contenido en el contexto de práctica real”.

IE Business School es una de las escuelas de negocios de España con mejor reputación a nivel mundial. Ocupa el puesto 11º en el ranking que elabora el periódico británico Financial Times y su Global Executive MBA es el segundo mejor del mundo en la categoría de programas para ejecutivos, según la evaluación del semanario The Economist, también británico. El director de Admisiones de la institución, Julian Trigo, explica que, en los MBA tradicionales, el curso de tiempo completo y el de dedicación parcial no difieren en cuanto a contenidos, profesorado y diversidad de los compañeros. “La decisión se basa fundamentalmente en si dejo de trabajar o continúo”. Pero señala también una diferencia. “Un MBA full-time puede permitir reorientarse profesionalmente más rápido al final del programa”. Trigo explica que, durante el periodo en que dejan su empleo, muchos alumnos se plantean un cambio de sector o de función laboral. “Ese cambio suele no ser tan inmediato si cursas el programa al estar trabajando”.
El executive MBA es un curso más adecuado para ejecutivos con mucha experiencia y permite compatibilizar las clases con el ejercicio profesional. Es una alternativa interesante, apunta el presidente de la universidad George Mason, ya que permite la aplicación en tiempo real de lo que se aprende. “También ayuda a generar una red de contactos con individuos con gran experiencia en otras industrias”.
José Ramón Pin es profesor de la escuela de negocios IESE, la séptima mejor del mundo según la evaluación del Financial Times. El docente afirma que quienes optan por el programa para ejecutivos suelen ser profesionales de más de 35 años que buscan actualizar sus conocimientos y compartir experiencias laborales interesantes sin dejar su actividad. Pero tanto el programa tradicional como el executive demandan un gran esfuerzo. Por ello, su recomendación es cursarlos cuando se den “las mejores circunstancias personales y profesionales”.
A los que saben con bastante precisión en dónde quieren trabajar al terminar el curso, el director de Admisiones de la London Business School (LBS), Oliver Ashby, recomienda mirar dónde han realizado su MBA los directivos de la empresa o industria de interés. Otro de sus consejos es entrar en contacto con alumnos y graduados de los distintos cursos.
El presidente de la Universidad George Mason también cree que hay que elegir con la vista puesta en el objetivo final. “Cada uno ha de preguntarse qué carrera querría tener. Cada escuela es fuerte en unas cosas, tiene una presencia física en una determinada región y ofrece una red social determinada”. Cabrera señala que un estudiante americano interesado en Europa, por ejemplo, se beneficiará más estudiando en Insead (Francia) o en IE Business School que en la Universidad de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos), a pesar de que esta última encabeza el ranking mencionado anteriormente. “Un estudiante interesado en el marketing debería considerar Kellog [School of Management, de Illinois, Estados Unidos] y quien se incline por el comercio, Thunderbird [School of Management, de Arizona, Estados Unidos]”. Para una carrera en el campo de las tecnologías de la información, en cambio, recomienda prestar más atención a las escuelas de negocios de California, cercanas a Silicon Valley, el epicentro mundial de la innovación tecnológica.
Ashby afirma que los rankings son útiles para comparar, entre otras cosas, la diversidad de los estudiantes, el nivel salarial de los graduados y la calidad del profesorado. Pero matiza que no pueden medir algunos elementos “intangibles” que son cruciales. “Es muy recomendable visitar el campus y sentir la atmósfera del lugar para evaluar si uno estaría a gusto allí”. Otro aspecto clave es la ubicación de la escuela. “En la LBS, estar a 15 minutos de Londres ayuda a encontrar una buena empresa para realizar las prácticas y facilita el networking”.
Ceibs es, según el mencionado diario británico, la segunda mejor escuela de negocios de Asia y cuenta con campus en Shanghai, Pekín y Shénzhen. Alex Dai, alumno chino de su MBA, afirma que el factor geográfico fue crucial para elegir esta institución. “Tiene un profundo conocimiento del mundo empresarial chino y los mejores contactos”.
Cabrera afirma que el alto precio de un MBA no debe considerarse un impedimento si el programa es el adecuado. “Hay que buscar y escoger bien. Si la elección es la correcta, siempre hay formas de financiar el curso, y los resultados justificarán la inversión”.


La alternativa 2.0 del Isdi


Para los que quieren un master en gestión empresarial pero con énfasis en un campo específico, el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) ofrece un curso dedicado de manera exclusiva al negocio digital. Dura nueve meses e incluye la opción de cursar 50 horas en la universidad de Harvard (Estados Unidos) al final del programa.
El Master en Internet Business (MIB) es un programa ideal para tres tipos de personas, explica el consejero delegado del ISDI, Ignacio de Pinedo. En primer lugar, para quienes quieren volverse imprescindibles por sus conocimientos en un área cada vez más fundamental para cualquier compañía. También es adecuado para los que están en el paro o descontentos con su puesto de trabajo y quieren dar un salto al sector digital. Por último, Pinedo lo recomienda a los emprendedores que están pensando en montar su propio negocio en internet.

fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2013/08/09/economia/1376072462_990668.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los MBA más rentables del mundo para los estudiantes

Realizar un MBA es la llave que abre las puertas de acceso a determinados puestos, sobre todo directivos, a los que de otra forma sería imposible llegar. Puestos acompañados de poder y toma de decisiones, pero también de importantes sueldos.
sí, uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de apostar por un programa de este tipo es el retorno de la inversión que se puede lograr. En este sentido, una de las ventajas de estos MBA, es que permiten aumentar la red de contactos, claves para acceder a los mejores puestos y los con mayor remuneración.